[meteor_slideshow slideshow=”noticia-138″]

En una ceremonia de entregas de diplomas, finalizaron dos cursos de capacitación para privados de libertad, uno de soldador en estructuras metálicas, con 21 alumnos y otro de instalador eléctrico con 20 participantes. Esta es una iniciativa del Programa Paternitas Trabajo 2014, de Fundación Paternitas, proyecto financiado, por el Gobierno de Chile, a través del programa Pro Empleo, de la Subsecretaría del Trabajo, representada por la jefa del programa, Carolina Poblete.

La iniciativa, que alcanzó un 85% de éxito, contempla que personas que han estado presas, tengan la oportunidad de capacitarse, para que una vez obtenida la libertad puedan insertarse laboral, social y familiarmente, con sólidas herramientas de aprendizaje en un oficio.

La Otec del Centro Chileno Francés de Formación y Desarrollo Ltda. estuvo a cargo de los cursos. Los beneficiarios -varones adultos, entre 25 y 53 años, que en su mayoría han cometido delitos como robos y hurtos- han recibido además apoyo psicosocial, junto a sus familias. Los cursos se extendieron por tres meses, con un total de 250 horas de trabajo, por cada especialidad, incluido el apresto laboral, donde los usuarios deben someterse a la rigurosidad de un horario y cumplir responsabilidades frente a los profesores.

Miguel Ángel Soto uno de los beneficiados asegura: “hoy esos sueños que algún día tuvimos entre rejas se hacen realidad gracias a la Fundación Paternitas y su equipo de profesionales”. También destacó en su discurso el trabajo de la Otec del instituto chileno francés, por el compromiso con la reinserción que demostraron con estos grupos.

Por otra parte el Padre Nicolás Vial, agradece a todos los alumnos por el interés y la capacidad de adaptación, y en particular destacó el rol y apoyo de cada una de las familias presentes, “sin esto, quizás, no habrían logrado la titulación, pues son ellas las que los acompañan, reciben, acogen y dan la fuerza que se necesita para estar dentro de las cárceles”, afirmó el sacerdote.

En tanto Rodrigo Landa, Director Ejecutivo del centro chileno francés se comprometió a seguir capacitando y trabajando por la reinserción de personas en conflicto con la ley, “un aplauso para ustedes, ya que han sabido responder de manera muy positiva a estos cursos, sin embargo el camino no termina aquí, ahora empiezan una nueva etapa en sus vidas, llena de esperanzas y con las herramientas suficientes para no volver a delinquir”, dijo el ejecutivo.