[meteor_slideshow slideshow=”noticia-142″]

La Iglesia “La Viñita” fue visitada por el Intendente de Santiago, Claudio Orrego y el Alcalde de Recoleta Daniel Jadue, ambas autoridades anunciaron la idea de contar con mayores recursos desde el Gobierno Regional, para la reparación de ésta Iglesia, considerada monumento nacional desde 1990 y que constituye un testimonio histórico de la fundación de Santiago y la labor evangelizadora de los conquistadores.

La visita fue guiada por el Párroco Nicolás Vial, presidente de la Fundación Paternitas, quien mostro las instalaciones dejando en evidencia la urgente e imperiosa necesidad de mejorar la infraestructura de esta construcción.

“La Viñita” que fue gravemente dañada por el terremoto del 2010, requiere recursos para su reparación y remodelación que va en directo beneficio de los religiosos y los fieles de la Virgen de Montserrat.

En 1553 Doña Inés de Suárez, la primera mujer española que pisó tierras chilenas, mandó a construir una ermita en la cumbre del cerro Huechuraba, actual cerro Blanco, en honor a la Virgen de Montserrat, ya que en ella depositó todos sus anhelos y le prometió venerarla en retribución al apoyo brindado en la conquista de estas tierras. Con los años la ermita se deterioró y los Padres Dominicos, quienes eran dueños de gran parte de los terrenos de La Chimba, decidieron continuar con el legado de Doña Inés y levantaron una capilla a los pies del cerro, en calle del Rosario con Av. Recoleta, (actualmente Santos Dumont con Av. Recoleta) con el nombre de La Viñita, debido a las extensas viñas que la rodeaban. En 1834 la Iglesia fue terminada por el arquitecto italiano Eusebio Chelli. La estructura de la Iglesia es de adobe, y responde al estilo colonial.

Este Santuario fue entregado a Paternitas por parte del Arzobispado de Santiago, con el objetivo de construir un centro que acoja, acompañe, oriente y capacite a las familias vinculadas al mundo delictual. De esta manera, favorecer la inserción social a través del establecimiento de una nueva dinámica familiar al proporcionar herramientas de cambio conductual, cognitivo, emocional y espiritual.