[meteor_slideshow slideshow=”noticia-159″]

A través de un curso de “Estética Manos y Pies ” de Sence, el programa Formando Familia, de la Fundación Paternitas, a logrado recientemente capacitar a una quincena de familiares de personas privadas de libertad. En esta experiencia de 126 horas en total, donde se consideran 90 de técnica y el resto para el desarrollo de las habilidades blandas e implementación del trabajo, madres, hermanas, abuelas, tías y parejas de personas vinculadas al mundo delictual además de aprender un oficio han compartido sus historias de vidas, sintiendo que a través de este aprendizaje, se puede salir adelante y sobre todo ayudar y apoyar al familiar que está en dificultades.

Rosa Ortega, profesora de estética integral, a cargo del curso, define la experiencia como muy enriquecedora y destaca la entrega y entusiasmo que pusieron toda las alumnas, “lo cual me deja muy contenta y satisfecha, entendiendo que esto es un verdadero aporte para la reinserción laboral social y familiar de estas personas”.

Por otra parte Lourdes, una de las alumnas dice: “lo que estoy haciendo ahora viene a retribuir el esfuerzo que ha hecho mi esposo por salir adelante dentro de la cárcel. Si cometió un error también lo ha pagado con creces y nosotros seguimos siendo un a familia”. “Este curso para mí ha sido un gran apoyo, lo veo como una gran oportunidad que no debo desperdiciar, para poder aportar económicamente a mí familia”.Sara , otra alumna resalta: “esta es una posibilidad que no se la dan a cualquiera, hay que aprovechar la experiencia porque cuando un familiar cae preso, también arrastra a la familia. “Me enteré de este curso, yo no tengo familiares en la cárcel, pero cualquiera puede caer, damos gracias a la Fundación Paternitas porque realmente se preocupa de las personas en conflictos con la ley, de dar una oportunidad laboral tanto a ellos como a sus familias y tengo que decir que aquí he conocido personas maravillosas”.