[meteor_slideshow slideshow=”noticia-226″]

Esta pregunta la respondió este año Fundación Paternitas cuando recientemente se graduaron 60 jóvenes en el Taller de Costura. Son adolescentes que llegan voluntariamente a la fundación para cambiar sus vidas, lo que tiene un valor incalculable si pensamos que vienen del mundo delictual.

En este taller de costura ellos no sólo están frente a una máquina de coser, hilos y telas, sino que también al confeccionar estas mantas, para que otras familias disfruten una picnic al aire libre, los adolescentes se incorporan través de una rutina, aprendiendo, normas, esquemas de trabajo, participación con los compañeros y valores, lo que posteriormente les permitirá una mejor adaptación a un futuro puesto laboral.

Es así como el programa del Área Integración Juvenil Familiar contempla además un proceso de acompañamiento personalizado junto a una tutora, con quien trabajan los distintos aspectos de su vida personal, familiar y social. Además tienen un apoyo grupal, el trabajo profesional de un terapeuta de drogas y un seguimiento psicológico. El objetivo es que cada joven en el momento que culmine las etapas del proceso debiera alcanzar la necesaria autonomía y capacidad para proseguir su propio camino.

Reinserción social, rehabilitación, reencuentro, apertura al futuro, amor, acogida, aceptación y esperanza, son algunos de los conceptos con los que se encuentran los adolescentes cuando se acercan a Paternitas.

Cabe destacar que ellos no sólo han infringido la ley, sino que sus vidas han estado marcadas por distintos dolores como, ruptura familiar, carencias afectivas y económicas, abusos y abandono. Han experimentado el encuentro prematuro con lo peor del mundo de la calle y la droga. Han sido llevados casi de la mano a una cultura del delito.

Las mantas de picnic que fabricaron son el “puente” entre ellos y la sociedad. A través de las gestiones de las profesionales del área estos productos son ofrecidos a distintas empresas, que se comprometen a obtenerlas como regalo corporativo para sus trabajadores y así lograr una Navidad con Sentido Social. En varias ocasiones los jóvenes participan de esta entrega, momento durante el cual ellos pueden compartir y contar sus experiencias de vida, sus motivaciones al cambio y su paso por Paternitas. La mantas miden de 1.5 metros por 1.5 metros, confeccionadas de tela cien por ciento impermeable, de lona doble en polyester, lavable y aislante. Para más información llamar directamente a Fundación Paternitas al 226803100.