“La gente que quiere colaborar se compromete y cumple”

Para toda organización sin fines de lucro, es crucial contar con un equipo de captadores que transmitan y den a conocer su misión y el trabajo que realiza al interior de cada una de ellas. En Paternitas consideramos que es la oportunidad que tiene el ciudadano común de involucrarse en una causa país.

En nuestro equipo contamos con el apoyo de cuatro personas fundamentales, que son el rostro de nuestra Fundación en esta tarea: Sara Borie, Rosita Díaz, Fernando Rogorighi y Mirza Yáñez, quienes día a día llaman y se reúnen con distintas familias, instituciones y empresas para dar a conocer nuestra misión y de esta forma crear el vínculo entre la ciudadanía comprometida, que quiere entregar parte de sus recursos para financiar nuestros programas, porque creen en la reinserción como la única forma de combatir la delincuencia. Y gracias a ellos, nuestra institución cuenta con 3500 socios, que mensualmente se hacen presente y dicen ¡aquí estoy!

Sarita Borie, de profesión Secretaria Ejecutiva, lleva 14 años junto a nosotros como captadora y comenta: “Me gusta lo que hago y estoy muy grata con el trabajo en terreno, conversar con las personas. Creo profundamente que hay que darle una segunda oportunidad a la persona que cometió algún error en su vida y hoy además la está pidiendo”.

Rosita, como se le conoce en la Fundación, lleva 12 años trabajando como captadora, ella es Contador Auditor y llegó por una amiga a la Fundación. Cuando supo que trabajaba con personas vinculadas al mundo del delito fue como un balde de agua fría: “No quería tener nada que ver con ese mundo, pero por ayudar a mi amiga me hice socia y fue así como fui conociendo esta realidad por dentro y el gran trabajo del Padre Nicolás Vial”. Para Rosita este es un trabajo muy personal: “Uno tiene que generar vínculos con el posible socio o socia, hay que ser muy empático. Este año le propuse a un socio que conociera el mural que están realizando los jóvenes del Taller de Murales y quedó tan bien impresionado que decidió hacer un aporte especial sólo para ese proyecto, porque consideró que el arte le hace bien a todas las personas”.

“Para cautivar a un posible socio hay que hablarles mucho de la Fundación, de su misión y visión, del trabajo, del aporte a la sociedad, mostrarles cuál es nuestra tarea. Cuando entré hace siete años no nos conocían mucho, sin embargo, hoy cuando la gente escucha el nombre de Fundación Paternitas, les suena familiar y se hace más fácil el contacto inicial”, dice Mirza Yáñez, quien antes trabajó en el área de las importaciones.

Fernando lleva 14 años en la Fundación, este comunicador audiovisual llegó a trabajar a Paternitas por un aviso en el diario: “Lo que siempre hago para captar un socio es hablarles de la importancia que tiene para la sociedad el trabajo que hace la Fundación respecto a la reinserción de jóvenes y adultos que han cometido delito. Además, resalto que también se trabaja con las familias para poder lograrlo.

Pese a que estos últimos años no han sido los mejores en recaudación, destacan el compromiso del socio que se compromete: “Yo diría que este año ha sido bien parecido a los últimos años, desde el 2013 a la fecha ha habido un cambio frente a las organizaciones sin fines de lucro. Hoy día es más difícil encontrar gente dispuesta a colaborar. Eso nos obliga a ser más creativos y buscar nuevas fórmulas de convencimiento. La buena noticia  es que la gente que quiere colaborar se compromete y cumple. Las personas que dejan de ser socios, es porque se han quedado sin trabajo, no porque no quieran ayudarnos” declara Sara Borie.

El trabajo de convencimiento y sensibilización del equipo de captadores también se basa en la experiencia que tiene Paternitas, que son más de 25 años y claramente sustentado por los resultados de un 71% de éxito con los programas de reinserción.

 

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *